domingo, 12 de febrero de 2017

Historia

Elisardo Cascallar

ELISARDO CASCALLAR El sueño de un inmigrante
Inmigrante español, arribó a la campaña bonaerense contando sólo 18 años.
* Fundador de la localidad de La Niña, brindó los recursos y los medios necesarios para sentar las bases de esa población.
* A lo largo de su vida, en nuestro distrito, prestó su colaboración en varias instituciones sociales o de beneficencia.

9 de Julio Bs.As 11 Feb(9 de Julio).-La llegada de los inmigrantes al país, como es sabido, trajo consigo la presencia de hombres y mujeres de las más variadas procedencias. Personas dotadas de diferentes niveles de instrucción, ideologías y religiones disímiles, costumbres heterogéneas, y orígenes social completamente desemejantes. Pero, en muchos de ellos existió un común denominador, una semejanza más allá de los múltiples contrastes: el trabajo.La presencia de los inmigrantes, entre muchos otros factores, trajo consigo una etapa de  progreso para muchas regiones de la dilatada Argentina.El Partido de 9 de Julio también recibió el influjo emprendedor de los inmigrantes, su amplísima labor tanto en la ciudad como en el sector rural.Hoy, hemos de traer a nuestras páginas una reseña biográficas acerca de uno de esos extranjeros que arribaron a nuestras tierras para edificar los cimientos de una nación pujante: Elisardo Cascallar, fundador de la localidad de La Niña.Había nacido en Pontevedra, España, el 5 de abril de 1871, hijo de José Cascallar y de Joaquina Bayon. Presumiblemente, en su provincia natal debieron transcurrir los primeros años de su vida.En 1889  emigró a la República Argentina, sentando su domicilio en el partido 9 de  Julio. Su primer empleo, en este lugar, fue en el almacén de Ramos generales de Manuel Ormaechea. Después de un trienio se trasladó a la ciudad de Pehuajó para emplearse en el comercio de Sáenz y Fernández.Un par de años más tarde, de regreso a 9 de Julio, ingresó en la firma de Ramos generales de José Comas y compañía, una empresa que para la época se hallaba bastante desarrollada.

COMERCIANTE

Hacía 1897 comenzó a trabajar de forma independiente en el rublo de comercio. Primero lo hizo en el cuartel cuarto 9 de julio; y luego en el cuartel quinto. En este último lugar,   asociado a sus hermanos Ventura y Serafín, fundó el comercio de Ramos generales «La Aurora». Unos años después fue disuelta la sociedad, y quien nos ocupa debió proseguir solo.

POBLADOR

En 1905 adquirió la primera fracción de campo en La Niña, localidad donde para 1918 había conformado un establecimiento agropecuario de unas 1000 hectáreas de extensión, al cual había dado el nombre de su esposa y el de una de sus hijas, «La Eloísa».Según la revista «La República», su campo estaba dedicado a la ganadería y a la agricultura. «La calidad del pacto es alfalfado. Están destinadas al cultivo 200 hectáreas. El establecimiento cuenta con 1500 cabezas de ganado vacuno,200 de ganado lanar, y 60 de yeguarizo. La especie es Durham y la raza es Lincoln». Además poseía cuatro tangos que le permitían elaborar leche y crema para fábrica con un promedio de 1.500  litros de leche diarios.Cuando el ferrocarril debió extender los ramales  Cascallar se dispuso a efectuar la donación de tierras necesarias para ese efecto. De hecho, el edificio de la estación y la playa de maniobras fueron construidas en tierras que antes habían sido de su propiedad.

FUNDADOR

El espacio físico donde se emplaza la localidad llamada “La Aurora”, Estación “La Niña” (nombre con el que es conocido actualmente dicho pueblo) tiene su origen el 29 de octubre de 1868, cuando el Superior Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, concede (en posesión) al señor Cándido Avila una fracción de tierras, de una y tres cuartas leguas cuadradas de superficie, fuera de la línea de fronteras, ubicadas en el partido de 9 de Julio (creado en 1865).En 1871 el compra dichas tierras.En 1894 fallece Cándido Ávila y las tierras son heredadas por su esposa y tres hijos Al fallecer su hija Evangelista Avila, casada con Ruperto Izaguirre, se reparten nuevamente. Ruperto Izaguirre, vende la parte heredada a Mariano Jáuregui quien , a su vez, se le vende a Elisardo Cascallar el 8 de mayo de 1903, una fracción de 253 hectáreas.Elisardo Cascallar concibe la idea de formar un centro de población y, en función de ello, pide autorización para realizar un loteo. Encarga al agrimensor Luis E. Brenta que diseñe los planos para el nuevo pueblo que llevará el nombre de “La Aurora”. En noviembre de 1911 el agrimensor Brenta finaliza el trazado.En diciembre de ese mismo año, Cascallar eleva nota al Ministerio de Obras Públicas de la provincia solicitando la aprobación del trazado y comprometiéndose a escriturar a favor del Poder Ejecutivo las reservas para uso público que se indicaban en el proyecto (terrenos donde luego se construyeron los edificios públicos). El agrimensor Brenta debía ser el encargado de los ajustes al planteo original y el nombre sería el de “LA AURORA” porque así se conocía el paraje.El Departamento de Ingenieros examina la propuesta y entiende que “no se acompaña el análisis químico de las aguas, ni la profundidad de las napas…»- Cumplimentados estos requisitos se aprueba el 26 de diciembre de 1911.El 16 de mayo de 1912, el señor Elisardo Cascallar se dirige al Ministerio, aceptando las reformas y acompañando con el análisis de aguas requerido, conforme a la reglamentación vigente. El 18 de ese mes y año, se aprueban los planos y Cascallar escritura, a favor del fisco, libre de gravamen, el 6 de diciembre de 1912.El mismo Cascallar fue quien donó, asimismo, los terrenos para la construcción de los edificios de correos, iglesia , delegación municipal, hospital y cementerio, entre otros.Junto con otros vecinos, formó parte de una comisión cuyo objetivo era el de gestionar la instalación y construir edificio para una escuela de enseñanza elemental. Emprendimiento que se hubo materializado el 8 de abril de  1922, con la inauguración del edificio, una construcción compuesta por dos grandes aulas, una galería, un cuarto de baño, un vestíbulo y otras tres habitaciones destinadas al uso del director del establecimiento.El nombre de “La Aurora” surge a raíz de que así se conocía al paraje. Como fue fundada en 1912 no llevó el nombre de algún pionero, como lo establece la Ley N° 3487 de Centros de Población, Ley que fue sancionada en 1913, o sea, un año después.Cuando Cascallar solicitó su creación sugirió ese nombre porque se repetía en el lugar. Lo llevaban: la nieta de Cándido Ávila (nacida de su hija Evangelista de Izaguirre) y lo usó Ruperto Izaguirre, (el padre de Aurora Pilar) para llamar así a una pulpería que instaló en un campo, en 1894, cerca de la estancia “La Redonda”. Así se llamó también la casa de comercio que compró Elisardo en 1897.Acerca del nombre de la Estación, La Niña, sólo se conoce la mención que hace el Dr. Enrique Udaondo, en su obra “Nomenclatura de las Estaciones Ferroviarias”, diciendo que se refiere a una de las carabelas de Colón, sin agregar documentación probatoria, por lo que se cree que fue una deducción lógica.
EN LAS INSTITUCIONES

Elisardo Cascallar estuvo estrechamente vinculado a dos instituciones, entre otras: la Sociedad Española y el Club Español. En la primera fue elegido para ocupar la presidencia de la comisión directiva en dos oportunidades, desde el 15 de enero de 1910 hasta el 18 de enero de  1911, y desde el 21 de agosto de 1916 hasta el 12 de enero de 1917.En el Club Español se incorporó como socio en tiempos de su fundación, hacia agosto de 1917.

PALABRAS FINALES

Falleció el 12 de diciembre de 1940. Hasta poco tiempo antes de morir había prestado servicios a la comunidad como miembro del directorio de la Usina Eléctrica Popular sociedad anónima.Ciertamente, una gran distancia temporal nos separa del tiempo en el cual transcurriera la vida de nuestro personaje. Pero aún así es factible comprender la dimensión de la tarea y del servicio que prestó a su comunidad. Un hombre que no había pasado por las aulas de las altas academias, ni se había destacado en el cumplimiento de elevadas funciones públicas, pero que con el trabajo y la dedicación había logrado trasponer todas las dificultades para hacerse de una buena posición financiera, no sólo para sí, sino también para brindarla generosamente a los demás.

No hay comentarios.: