jueves, 23 de febrero de 2017

Estacion Once

Masacre ferroviaria de Once a cinco años: emotivo acto y reclamo de cárcel común a los culpables

CAPITAL FEDERAL 23 Feb(La Izquierda Diario).-Durante todo el día de ayer se rindió homenaje a las 51 víctimas fatales de la tragedia evitable. Familiares y amigos exigieron ratificación y endurecimiento de la condena a los responsables.Masacre ferroviaria de Once a cinco años: emotivo acto y reclamo de cárcel común a los culpables.El cielo gris y la lluvia torrencial devenida en tormenta parecían sumarse a la conmemoración: ayer se cumplían 5 años del choque del tren “chapa 16” contra un paragolpes vencido que no pudo detener la marcha de una formación con frenos defectuosos en la populosa estación Once de la línea Sarmiento. Hubiera sido una tragedia si no hubiese sido evitable: producto de un entramado de corrupción y complicidad entre funcionarios de Estado y el grupo empresarial Cirigliano, el desenlace significó una verdadera masacre social. Costó 51 muertes obreras y 789 heridos de distinta gravedad.Aunque sonaron sirenas en Once a las 8.32 hs de la mañana el mismo horario del choque fue por la tarde, a las 19 hs cuando empezaba a amainar un poco la lluvia, el acto principal convocado por familiares y amigos de las víctimas de la masacre en el hall de la estación Once. Mientras colocaban placas con los nombres de los caídos, el público usuario daba muestras de solidaridad para con los organizadores del acto.El reclamo que sonó más fuerte: que los ya condenados vayan efectivamente presos a cárcel común, que la Cámara de Casación ratifique esas condenas y que se revise la situación de los absueltos ex interventores de la CNRT, Pedro Ochoa Romero y Eduardo Sícaro, y que dé comienzo en lo inmediato el juicio oral y público contra Julio De Vido, quien fuera ministro de Planificación durante los gobiernos kirchneristas y que es señalado por los familiares de las víctimas como el principal responsable de la situación que desembocó en la masacre.“Mientras la corrosión y el óxido se comieron los trenes, los patrimonios de los más altos funcionarios de la Nación crecieron sin explicación (…) El chapa 16 tras 50 años arriba de las vías, se estrellaba contra un paragolpes inservible”, denunciaban a micrófono abierto, concluyendo en que fue gracias a la lucha que se logró el juicio y condena a 21 de los 29 procesados por el desastre ferroviario de 2012.Fueron Paolo Menghini y María Luján Rey, los papás de Lucas, quienes se encargaron de leer el documento en el que repasaron lo ocurrido durante estos cinco años desde aquel 22 de Febrero fatal. “Basta de privilegios, basta de pabellones VIP. Tienen que convivir como delincuentes, porque eso es lo que son”, expresaron.“Lucas tenía que ir a trabajar. Corrió al tren porque no quería perder el presentismo”, recordaba María Luján a su hijo en declaraciones al programa radial “Va de vuelta” al finalizar el acto. Una muestra del carácter de clase de esta masacre evitable por la que desde hace 5 años el pueblo trabajador se lamenta y exige justicia, con familiares y amigos en la primera fila.

No hay comentarios.: