martes, 21 de febrero de 2017

Campaña Ferroviaria

Unión Ferroviaria: la oposición culmina una gran campaña clasista
 
BUENOS AIRES 21 Feb(La Izquierda Diario).-Hoy hay elecciones en la Seccional Gran Buenos Aires Sud del sindicato. Entrevistamos a dos de los principales referentes del Frente de Unidad Naranja-Gris-Bordo, opositor a la conducción actual.Recorridas de punta a punta de la línea Roca todos los días. Diálogos con compañeras y compañeros de trabajo para contarles sus propuestas y por qué se presentan como oposición a la lista Verde que dirige hace décadas el sindicato que agrupa a la mayoría de los trabajadores ferroviarios. Pintadas junto a las vías, miles de volantes repartidos y stickers pegados. Un acto en Constitución donde tuvieron espacio para tomar la palabra trabajadoras y trabajadores tercerizados y despedidos del ferrocarril y quienes luchan contra la pérdida de puestos de trabajo en la gráfica AGR del Grupo Clarín. Llegan al día de la elección con la satisfacción de haber conformado un frente opositor consecuente con las necesidades de quienes trabajan en la línea Roca, en Ferrosur y en la desguasada Ferrobaires, que se distingue por los colores de las tres agrupaciones que lo conforman: Naranja-Gris-Bordo, el único que -según explican- lucha por los derechos de los precarizados, los tercerizados y las mujeres. Dialogamos con dos de sus principales referentes, Andrés Padellaro (candidato a Secretario General y militante de la Agrupación Naranja Ferroviaria y el PTS) y Jorge Hospital (candidato para la Comisión Ejecutiva y militante de Causa Ferroviaria Mariano Ferreyra-Lista Gris y el Partido Obrero).

¿Qué cosas pueden destacar de cómo ven a los trabajadores ferroviarios frente a esta nueva elección? ¿Cuáles son las primeras conclusiones que sacan?

Andrés Padellaro: Es notorio el cansancio de los compañeros con la pasividad del sindicato ante el empeoramiento de las condiciones de trabajo y el despido de trabajadores, a pesar de su lema de “Ni un paso atrás”. En el marco del ajuste al que nos viene sometiendo el gobierno de Macri, la actitud de la conducción es más la de complicidad que la de enfrentar los ataques, y esto queda en los avances que hubo contra nuestros derechos. Además del deterioro salarial y el despido de trabajadores tercerizados y efectivos, las compañeras no se ven representadas por un sindicato que solo las recuerda para fechas de alguna conmemoración, pero que reciben ataques como los despidos entre las compañeras que limpian los baños de Constitución, la falta de guarderías pagas y lactarios en algunas de las empresas como Ferrobaires, que se descuenten los días por enfermedad de los hijos y no poder acceder a las categorías mejor pagas. Nosotros no solo peleamos por todas estas reivindicaciones sino que consideramos que hay que tener una Secretaría de la Mujer dentro del sindicato. La violencia contra las mujeres es brutal y llevó a que miles se hayan manifestado en los últimos meses; en este marco, una medida mínima que hay que lograr son licencias pagas para las compañeras que hayan sido víctimas de cualquier tipo de violencia de género; esto es solo un primer paso. Todos estos reclamos son muy sentidos, y nos sorprendió gratamente el eco que tuvieron estas propuestas entre las compañeras y compañeros. Otro punto destacable fue que se lograron instancias en común con grupos de usuarios que luchan contra el cierre de ramales, algo que afecta directamente a la propia existencia de pueblos enteros, y las posibilidades laborales de muchas personas dentro y fuera del ferrocarril. Es otro reclamo muy importante que venimos impulsando desde nuestro frente.

Jorge Hospital: Durante la campaña tuvimos que lidiar con que se hiciera en medio de las vacaciones, donde los planteles están reducidos y es más difícil promover el debate entre los trabajadores. A pesar de eso, donde hemos recorrido ha sido casi unánime: compañeros que en otro tiempo tenían miedo de opinar, hablaban con fastidio de que en la conducción de la Unión Ferroviaria siguiera la lista Verde. Eso es muy importante porque esa rebeldía de los compañeros a la hora de hablar, de expresarse, de dirigirse a la oposición frente a toda su dotación o su cuadrilla, exponiéndose que alguien le llegue con el cuento a la burocracia, significa que el miedo se termina. Y ese es el primer síntoma de la recuperación de un cuerpo de delegados o seccional, como en este caso disputamos nosotros.

Un rasgo distintivo de la campaña que realizaron tiene que ver con exigir el cese de los despidos y la tercerización. ¿Cómo cae este planteo entre sus compañeros?

A.P.: Muchos compañeros nos conocen como referentes de la lucha que logró la efectivización de miles de trabajadores tercerizados en 2010; otros más jóvenes, que trabajan hace poco tiempo, desconocían esto y se sorprendían cuando les contamos cómo los que trabajábamos desperdigados en 22 empresas realizando tareas que correspondían al convenio ferroviario, impusimos que nos efectivicen con la lucha. Y justamente fue la lista Verde -al frente del sindicato y encabezada en ese momento por José Pedraza- la que actuó en coordinación con la patronal contra nuestra lucha, llegando incluso a asesinar a Mariano Ferreyra que nos apoyaba. Que la lista Verde siguiera al frente del sindicato y no defendiera nuestras conquistas sino que -muy por lo contrario- hiciera tratativas amistosas con cada empresa y gobierno de turno, hizo que hoy nuevamente haya muchos trabajadores tercerizados que tienen peores condiciones de trabajo que los efectivos; para nosotros es un problema de primer orden que sean efectivizados. Por acción de la Verde está muy naturalizado que la situación de los compañeros y compañeras quede así, pero nosotros explicamos a los trabajadores efectivos que son nuestros compañeros y hay que defenderlos ante cada atropello y lograr que sean pasados a planta. Esto cae muy bien en la mayoría de los casos.

¿Qué resultados les parece que va a tener la elección?

J.H.: No podemos dar pronósticos sobre si vamos a ganar la seccional, pero eso es secundario; lo importante es que avanza una actitud más clasista entre los trabajadores. Esperamos una muy buena elección; por el cambio de fecha han quedado muy cerca estas elecciones de las de cuerpo de delegados que son a mitad de año. Pensamos defender a muerte el frente único entre todas las agrupaciones y activistas para disputar también el cuerpo de delegados. Lamentamos que no haya una lista única de oposición en todas las líneas del ferrocarril; si toda la oposición estuviera junta ahora probablemente estaríamos disputando hoy no una sino 10 seccionales. La política del activismo y la bronca de la base llevaría a tener una lista nacional de toda la oposición. Sería un enorme paso adelante para el activismo. Ese es el recorrido que tiene que hacer de una vez por todas el activismo para derrotar a una burocracia pedracista -o "neopedracista" podría decirse- que sigue el rumbo de la anterior, el de la subordinación completa a los gobiernos, a las pautas salariales, a la política de achique que significa cierre de ramales y despidos, que ataca a los trabajadores y usuarios del servicio. Y que por otra parte, acompañando la complicidad de la CGT, acompañando esta política, también está acompañando el hundimiento de todo el movimiento obrero. (...) El ajuste no es pasajero, vino para quedarse; vienen a imponer un retroceso histórico a la clase obrera.

A.P.: Los resultados son difíciles de anticipar, pero se ven cambios positivos en la forma de pensar de muchos compañeros y compañeras que hicieron de ésta una campaña muy entusiasmante. Hay que tener en cuenta las acostumbradas maniobras de la conducción del sindicato para boicotear el fortalecimiento de cualquier oposición, y eso incluye la posibilidad de que haya fraude durante la jornada electoral. Por eso llamamos a todos nuestros compañeros y compañeras a dar su apoyo activo al Frente de Unidad Naranja-Gris-Bordo yendo a votar en estas elecciones; una oposición más fuerte abre nuevas posibilidades para todos los que trabajamos en el ferrocarril, y será un primer paso para democratizar un sindicato que está conducido por la misma lista desde hace décadas. Que el entusiasmo que observamos en muchas compañeras y compañeros se refleje en votos sería un paso importante para lograr que se reconozca la existencia de una minoría de peso dentro del sindicato, una cuestión democrática mínima para que los distintos sectores tengan voz y voto.

No hay comentarios.: