sábado, 7 de enero de 2017

Trenes de cargas

Como "El Marplatense", los trenes de carga pasan una crisis histórica
 
BUENOS AIRES 7 Ene(Clarin).-En 4 años, el transporte de mercaderías por tren bajó un 23,6%. Ahora está en niveles más bajos que en los 90.Como "El Marplatense", los trenes de carga pasan una crisis histórica.Apenas un aviso. A la altura de Samborombón, la publicidad de la renovación de vías junto a los nuevos durmientes de hormigón, de los cuales 14 mil ya están fisurados.Las vías oxidadas y deformes, los durmientes con fisuras y los puentes tambaleantes no son exclusivos del tren que une Buenos Aires con Mar del Plata. Este ramal del ferrocarril Roca, que lleva 16 meses parado y acaba de iniciar su segundo verano sin servicio, es quizás símbolo más visible de un sistema ferroviario que atraviesa una crisis histórica. Una red que, tras décadas de abandono, dejó de ser una opción atractiva tanto para el transporte de personas y hasta de mercaderías.En el mundo de los trenes de pasajeros, "El Marplatense" ilustra esa decadencia a la perfección. En su mejor época, que duró hasta la década de los 80, llegó a brindar 16 servicios diarios completando el recorrido en "cuatro horas y un ratito", como se anunciaba. Hoy no funciona hasta nuevo aviso. Y si se reanudara, tardaría siete horas y media porque en largos tramos hay vías deterioradas y en ciertas zonas sólo podría circular a menos de 12 kilómetros por hora.Como "El Marplatense", los trenes de carga pasan una crisis histórica.Apenas un aviso. A la altura de Samborombón, la publicidad de la renovación de vías junto a los nuevos durmientes de hormigón, de los cuales 14 mil ya están fisurados.Otras líneas de pasajeros, aunque estén activas, no ofrecen condiciones mejores. Por el mal estado de los tendidos, los trenes que parten de Capital tardan 7 horas en llegar a Rosario (contra 4 del micro), 18 horas para ir a Córdoba (9 en micro) y más de 26 horas para arribar a Tucumán (15 en micro). Como efecto, en 2015 sólo 3,5 millones de pasajeros recorrieron el país en trenes, frente a 17,9 que tomaron aviones y 37,1 que fueron en ómnibus.

Un tren en vía muerta

Pero el aspecto menos conocido del deterioro ferroviario quizás sea que también el transporte de mercaderías decayó. Los registros de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) marcan que desde 2011 los trenes argentinos llevaron cada año menos menos carga, hasta caer en 2015 al nivel más bajo desde la crisis de 2002.Si en 2011 las formaciones trasladaron 24,2 millones de toneladas de carga, se pasó a 22 millones en 2012, a 20,8 millones en 2013, a 19,3 millones en 2014 y a menos de 18,5 millones en 2015.Con lo cual, en sólo cuatro años, mientras se prometía una "revolución ferroviaria", el transporte de cargas por tren se derrumbó un 23,6%. O 25,8% desde 2007. Volvió a niveles incluso inferiores a los de 1997 y 1998, en plena década "antiferroviaria" de los noventa.Como "El Marplatense", los trenes de carga pasan una crisis histórica El estado actual de las vías de El Marplatense, a la altura del Río Sanborombón.El ramal más perjudicado fue por lejos el Urquiza, que une la Mesopotamia con la región central: en 2015 llevó apenas 126.324 toneladas, 78% menos que en 2011 y 92% menos que en 2007. El San Martín, que llega a Mendoza, transportó en 2015 un 63,5% menos de carga. Y para el Belgrano, que llega hasta Jujuy, la caída fue del 26,9%."En esos tres ramales, de 9.000 kilómetros operativos, el 46% están en precaución: por el mal estado de las vías, las formaciones no pueden circular a más de 12 o 15 kilómetros por hora", contaron las nuevas autoridades de Trenes Argentinos Cargas, la empresa pública a cargo de la operación. "En la línea San Martín, la última renovación de lomocotoras se había hecho hace 44 años", ejemplificaron sobre la "herencia".

Roca eléctrico: hace un año lo inauguró Cristina pero recién en marzo llegará a La Plata .Empiezan a remoldelar el hall de la histórica estación Retiro.Tras 10 años de anuncios, arrancó hoy el soterramiento del Sarmiento.Datos parciales de la CNRT para toda la red muestran que en 2016 la caída se frenó y hubo un repunte en las toneladas transportadas, aunque fue tímido: 1,8% respecto de los pobrísimos resultados de 2015 (ver aparte)."Los problemas de El Marplatense son similares a los de toda la red ferroviaria: los malos manejos y una gran falta de inversión en mantenimiento", definió Pablo Martorelli, presidente del Instituto Argentino de Ferrocarriles."Por el mal estado de las vías y la falta de señalamiento -explicó-, los trenes de pasajeros ya no pueden ir a velocidades aceptables; y los de carga, pese a su enorme potencial, llevan poco y con altos costos". El resultado, añadió, es que la gente viaja más en autos y en micros, y la mercadería en camiones. Y lamentó: "Todo eso, además de ser más costoso e ineficiente, llevó a que se tripliquen los accidentes de tránsito".

El año pasado la caída se detuvo

Tras cuatro años seguidos de caída, en 2016 la tendencia cambió. Entre enero y noviembre, según la CNRT, los trenes transportaron 17,5 millones de toneladas de carga, un 1,8% más que en 2015. En el Ministerio de Transporte lo atribuyen al inicio de un plan de obras para renovar la red.Según explican, apuntan a terminar el 2019 con 2.900 kilómetros de vías renovadas, de los cuales 1.600 serán de la línea Belgrano y "ya están en ejecución". Es un primer paso: la red tiene 17.965 kilómetros activos. También cuentan que este año sumaron dos locomotoras y más de 1.500 vagones de carga adquiridos en 2013.Guillermo Dietrich, al frente de la cartera, dijo a Clarín que toma como "prioridad" de su gestión "reactivar el transporte ferroviario": "Se trata de que nuestros productos regionales tengan alternativas de logística competitivas y que sus mercaderías puedan llegar a los puertos y al mundo al menor costo".

No hay comentarios.: