domingo, 15 de enero de 2017

COOTAJ Junin

Cuatro vagones para el Belgrano Cargas son arreglados por la COOTTAJ

JUNIN 15 Ene(La Verdad).-Luego de haber transitado un 2016 bastante duro, esperan dar batalla este año y poder seguir trabajando.Pedro Rodríguez es el titular de la COOTTAJ (Cooperativa de Trabajo Talleres Junín) y en declaraciones radiales comentó que “de un tiempo a esta parte venimos peleándola y pensamos seguir dando batalla. Hoy tenemos un trabajo de Belgrano Cargas y la semana que viene estaremos entregando la primera de cuatro chatas terminadas. Igualmente, el trabajo es bastante poco y ya le hemos presentado al intendente Pablo Petrecca la inquietud de que para nosotros es necesario que sea más continuo. La llegada de los coches chinos fue un tema complicado. Si bien no podemos estar en contra de la nueva administración, se han dejado de reparar los coches que se venían usando hasta este momento. Toda nuestra experiencia está basada en el arreglo de esos coches. El gobierno anterior nos había prometido capacitación como para poder prepararnos para reparar los coches chinos, pero hasta el día de hoy no hemos tenido esa suerte”.

Tren turístico.

Vagones abandonados en Junín serían utilizados para un tren turístico entre Ayacucho y Tandil. Fueron preseleccionados ocho coches de pasajeros, todos en estado operativo. También se utilizarán otras unidades que están en distinto nivel de deterioro, las que serían reparadas. Las mismas serán solicitadas a la Administración de Infraestructura Ferroviaria.Sobre este proyecto, nacido en las ciudades de Ayacucho y Tandil, apuntó que “estuvo gente de Ayacucho dando una vuelta por el predio. Fueron traídos por ex empleados de Ferrobaires y estuvieron observando los coches que anduvieron hasta el pasado 30 de junio. La intención es hacer un tren turístico, con una locomotora a vapor que ya tienen reparada en Ayacucho. Podría llegar a ser un trabajo interesante si pudiera repararse algo de lo que nosotros tenemos. Igual creo que un tren turístico no es lo que hace falta en este momento en la provincia de Buenos Aires, hacen falta trenes para que la gente pueda usarlos como corresponde, como medios de transporte. Hace más de seis meses que estamos sin trenes en nuestra línea, que es la San Martín. Admito que las condiciones no eran las mejores, pero el servicio corría todos los días. Esperamos que el gobierno tome una decisión sobre el tema a corto plazo y lleve a cabo lo que había prometido, la puesta de nuevos coches chinos en los distintos ramales de la Provincia”.

El trabajo.

Consultado sobre si se puede mantener siempre el mismo plantel de gente trabajando para la COOTTAJ, dijo que “somos menos personas, varios se jubilaron el año pasado y otros se han ido al haber conseguido un trabajo mejor. Hemos pasados meses muy complicados, fin de año estuvo difícil porque nos faltaban algunos pagos y tuvo que intervenir el Intendente para acelerar la cuestión. La clave es que haya más cantidad de trabajo y así puedan activarse los pagos. Hoy no tenemos una perspectiva a futuro para poder planificar todo este año, vamos mes a mes terminando los trabajos programados. Es muy complicado no tener una perspectiva medianamente clara a futuro. Lo tenemos bastante asumido este problema, porque no es nuevo, si bien este último año fue más complicado, viene desde hace mucho tiempo. Es por eso que muchas veces me agarro bronca con personas que pudieron hacer mucho por los talleres y no hicieron nada. Hoy estamos pagando el precio. Esperemos que las nuevas autoridades de Belgrano Carga, que es el trabajo más fuerte que tenemos, nos sigan mandando trabajo a nuestro taller. A partir de ahora, dicen que hay que presentarse a licitación para los arreglos, y se nos complicaría enfrentarnos a grandes empresas. Vamos a ver cómo evoluciona todo”.

Cooperativas.

“Cuando se formaron estas cooperativas como la nuestra, como para tapar un poco el desastre que se produjo en los 90, a nivel nacional había 4 y hoy, la única que sigue funcionando, es la nuestra. Las demás fueron absorbidas por empresas privadas y nosotros seguimos desarrollando nuestras actividades en un taller que es del Estado. Hemos cumplido ya 23 años y mi amargura es que ningún dirigente de nuestra ciudad haya podido hacer algo para que la gente tenga la tranquilidad laboral que corresponde. Trabajo ferroviario hay y habrá, el tema es recuperarlo y, para una cooperativa, es bastante complicado. Hoy somos 28 los socios que trabajamos y también hay gente contratada por servicio que nos está prestando una ayuda invalorable, lo cual nos convierte en 55 personas trabajando”.

No hay comentarios.: