viernes, 9 de diciembre de 2016

Trabajador Ferroviario

Otra vez la desidia patronal se cobró la vida de un trabajador ferroviario

BUENOS AIRES 9 Dic(La Izquierda Diario).-Ocurrió el martes 6/12. Fue atropellado por una formación que transitaba por inmediaciones de la estación de Otamendi, del ramal Villa Ballester - Zárate de la Línea Mitre.Nelson Ruiz, con 37 años, era un joven padre de dos hijos menores de edad, oriundo de Santiago del Estero, empleado tercerizado de la firma Herso - Ferromel SA. Realizaba tareas de mantenimiento de vías. Según sus compañeros, Nelson esperaba con ansias el feriado largo para ir a visitar a sus familiares y amigos en su querido Santiago.Estos mismos trabajadores nos cuentan que dado los intensos ruidos de la maquinaria que estaban usando (generadores y esmeriladoras de vías) era imposible escuchar la llegada del tren, y dada la topografía (ya que estaban trabajando en una curva) se dificultó visualizar la cercanía de la formación que los sorprendió. Una tragedia que incluso podría haber sido mayor ya que dos compañeros más lograron poder escapar por muy poco.Esto no fue causa de un accidente, ni mucho menos la consecuencia del “error humano”, ya que como la equivocación es parte del trabajo humano. Para esto hay procedimientos que rigen la corrida de trenes y el trabajo de mantenimiento de forma segura, tanto para usuarios como para trabajadores. El tema es que no se cumplen.La cuadrilla no contaba con pitero (personal a cargo de avisar si viene un tren) y esta es solo una muestra más de las condiciones en las que trabajan cientos de compañeros tercerizados en el ferrocarril.Herso no cumple con las mínimas medidas de seguridad. La empresa estatal Trenes Argentinos no supervisa a la compañía que sub contrata. El Gobierno de Macri, así como el anterior, permite que se utilice el perverso sistema de tercerización de trabajadores para abaratar costos.Mientras, los que tendrían que estar defendiendo los intereses de los trabajadores, la Unión Ferroviaria siga mirando para otro lado. Desconociendo a los tercerizados como trabajadores ferroviarios, no van a parar los "accidentes fatales" los atropellos diarios, la enorme diferencia salarial y de derechos entre efectivos y subcontratados.No movieron un dedo ante la pérdida de un compañero, ni siquiera formalmente, ya que es imposible encontrar si quiera un comunicado tanto de la empresa como del sindicato en sus páginas. Y no es casualidad que se parezcan tanto, esta es otra consecuencia de que en la mesa del directorio de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, se siente Sergio Sasia, secretario general de la Unión Ferroviaria.

No hay comentarios.: