miércoles, 14 de diciembre de 2016

TN informo

Viajar a las provincias en tren, una odisea que demora más de 20 horas
 

ARGENTINA 13 Dic(TN.com).-Por lo baratos que son los boletos, miles de personas hacen cola durante días para conseguir un boleto en Retiro. Llegar a destino tarda más que hace 90 años.Para muchos, Diciembre es el mes para volver. Miles de personas viven exiliadas en Buenos Aires porque la falta de trabajo y de oportunidades en el interior las expulsó y la única posibilidad que tienen de viajar es ir tren. El recorrido es una odisea que solo sufren los pobres: además de hacer cola durante días en Retiro para sacar el pasaje, los vagones están peor que hace 90 años. A pesar de que un boleto cuesta un 80% menos que el colectivo, el trayecto hasta Tucumán, por ejemplo, demora 27 horas.Las diferencias de precio son abismales. 
Por el costo de un pasaje en micro viajan cinco personas tren. El boleto al Norte sale $379, contra el promedio de $2.000 que sale hacer ese trayecto en colectivo.Isabel tiene 47 años, tuvo seis hijos y es empleada doméstica. Decidió viajar a la ciudad santiagueña de Añatuya porque su hijo más grande egresó del secundario. "Vamos a pasarlo lindo y a festejar. Mi hijo me está esperando con mi hermano y mis sobrinos", contó a Telenoche. Y dijo que si fuera por ella volvería a su provincia, pero no consigue trabajo: "En Buenos Aires como sea trabajás, tenés algo". Gracias a su empleo en una casa de familia pudo juntar la plata para ir a la cena de gala.Su historia es parecida a la de Martín, un reparador de computadoras de 36 años que ahorró durante dos años para ir al cumpleaños de 90 de su abuela en Tucumán.El tren demora 7 horas y media desde Retiro hasta la primera estación que es en Rosario: más del doble de las tres horas que demoraba hace 90 años. La promesa de un tren bala que conecte la Capital con algunas ciudades del interior todavía es una deuda pendiente. Mientras tanto, miles de personas duermen en la terminal para conseguir un boleto y aguantan lo que sea por volver unos días a casa.

No hay comentarios.: