domingo, 11 de diciembre de 2016

Soterramiento

Argentina: denuncias de sobornos que involucran a piezas clave

BUENOS AIRES 11 Dic(La Nacion).-La construcción de un túnel ferroviario por parte de Odebrecht está en la mira.Denuncias de pago de sobornos en la construcción de un túnel de ferrocarril y en el proceso de venta de la distribuidora de energía Transener por la estatal brasileña Petrobras para la empresa Electroingeniería envuelven en la Argentina a piezas clave de la Operación Lava Jato.El ex secretario de Transporte Raúl Ricardo Jaime y un ex asesor son investigados por las autoridades argentinas bajo sospecha de haber recibido sobornos por 80.000 dólares durante el proceso de licitación para la construcción de un túnel ferroviario. El trabajo es realizado por la constructora brasileña Odebrecht.Ya el ex director internacional de Petrobras Nestor Cerveró informó en su declaración negociada (por reducción de la pena) el pago de sobornos de por lo menos 300.000 dólares para él y otros 300.000 para el lobbista Fernando Antonio Falcao Soares, o Fernando Baiano, durante la venta de Transener a la argentina Electroingeniería.El ex ministro de Planificación de la ex presidenta Cristina Kirchner, Julio De Vido, es sospechoso de integrar el esquema.De acuerdo con el testimonio que brindó Cerveró, la mayor parte de los sobornos se quedó en la Argentina.En la investigación, Cerveró confirmó que en 2006 recibió jugosas coimas por la venta de la empresa de transmisión de energía Transener -adquirida por Petrobras en la compra de Perez Companc en 2002-, e involucró en el negocio a los ex ministros de Planificación argentinos De Vido y Roberto Dromi.Odebrecht está a cargo en la Argentina de la construcción de un túnel ferroviario previsto en el proyecto de modernización de la Línea Sarmiento, una de las extensiones más populares de Buenos Aires, con 36 kilómetros de extensión.La contratista empezó con la excavación del túnel de 13 kilómetros. Para desarrollar el proyecto (actualmente considerado la mayor inversión en la movilidad de ese país), Odebrecht tiene como socio a una empresa constructora que pertenece a un primo del presidente argentino, Mauricio Macri.A través del ejecutivo Mauricio Ribeiro Couri, Odebrecht presentó ante la Corte Federal Argentina una solicitud para que la investigación sobre el pago de sobornos fuera cerrada. Sin embargo, la Segunda Sala de la Corte, una especie de tribunal de apelación, rechazó la solicitud de que se prescriba el caso. Las quejas de pago de sobornos fueron elevadas por un diputado argentino.Ricardo Jaime y uno de sus asistentes también fueron envueltos en denuncias de cobro de soborno por 1,1 millones de pesos de la línea aérea LAN (actual Latam) para operar en el mercado local. El esquema fue revelado en 2010 por LA NACION. Este año, LAN reconoció el cobro de sobornos y aceptó pagar una multa de alrededor de 21 millones de dólares.

No hay comentarios.: