jueves, 22 de diciembre de 2016

Oderbretch coimas????

Odebrecht pagó coimas en la Argentina por US$ 35 millones entre 2007 y 2014
 
CAPITAL FEDERAL 21 Dic(Clarin).-Corrupción:Lo reconoció la constructora brasileña en un acuerdo con la justicia de Brasil, Estados Unidos y Suiza. Fue para quedarse con contratos por 278 millones de dólares. La constructora brasileña Odebrecht reconoció haber pagado coimas por US$ 35 millones en la Argentina entre los años 2007 a 2014. En ese período se quedó con contratos de obra pública por la ampliación de gasoductos, la construcción de una planta de agua y de una refinería para YPF, además de, entre otros, el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.Odebrecht es una parte clave de la investigación del Lava Jato, que tiene en jaque a la clase política brasileña. El presidente de la constructora, Marcelo Odebrecht, lleva preso ya más de un año. Y su “delación premiada” es la que podría arrastrar a los funcionarios de los gobiernos de Lula Da Silva, Dilma Roussef y el propio presidente Michel Temer. En ese contexto, la compañía aceptó pagar una multa de US$ 3.500 millones en Brasil, Estados Unidos y Suiza. “Odebrecht S.A. anuncia la firma de acuerdo con el Ministerio Público Federal de Brasil, con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y con la Procuraduría General de Suiza para resolución de la investigación sobre la participación de la empresa en la realización de actos ilícitos practicados en beneficio de las empresas pertenecientes al grupo económico”, señaló la compañía en un comunicado. Según un documento del Departamento de Justicia de los Estados Unidos que trascendió ayer, la empresa reconoce haber pagado coimas sólo en Brasil por 349 millones de dólares a través de su constructora y otros US$ 250 millones con una filial, la petroquímica Braskem.El mismo documento detalla luego los pagos hechos en otros países, incluyendo Angola, Argentina, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela. Con esas coimas, la compañía obtuvo contratos por 12.000 millones de dólares entre 2001 y 2016, señala la misma información.La mayor coima pagada por la empresa fuera de Brasil fue en Venezuela: fueron “aproximadamente 98 millones de dólares en pagos corruptos para funcionarios de gobierno e intermediarios para obtener o mantener contratos de obras públicas”, señaló el Departamento de Justicia.En el caso de la Argentina, el mismo infome dice que fueron 35 millones de dólares para obtener contratos por US$ 278 millones en el período 2007-2014, bajo la presidencia de Cristina Kirchner.Voceros de la empresa en Buenos Aires se negaron a hacer comentarios sobre el tema.En esos años, Odebrecht realizó la ampliación de la capacidad de Transporte Firme de Gas a lo largo de 15 provincias. Construyó la planta de potabilización de agua de Paraná de las Palmas, para AySA, y una Planta de Reformado Catalítico en la refinería de YPF en Ensenada. El ministro de Planificación Julio De Vido y el secretario de Obras Públicas José López eran quienes verificaban esos contratos. Jorge "Corcho" Rodríguez, más conocido por haber sido novio de Susana Giménez, era el articulador de esos contactos políticos.Los proyectos de más visibilidad de la empresa en esos años, sin embargo, fueron la construcción de una vía ferroviaria para la mina de Potasio de Río Colorado, Mendoza, de la brasileña Vale, y el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento.La vía ferroviaria de la mina mendocina nunca se hizo, porque Vale canceló el proyecto por la caída del precio de los minerales. Eso provocó un escándalo en su momento por la cantidad de despidos que hubo, entre ellos los de la constructora.El soterramiento del ferrocarril Sarmiento es una obra gigantesca, de más de 3.000 millones de dólares. Allí el contratista principal era IECSA, la constructora de Angelo Calcaterra, el primo de Mauricio Macri. Odebrecht tenía una parte menor del consorcio, pero al no conseguirse la financiación para llevar adelante el proyecto, la brasileña gestionó créditos en el banco estatal brasileño BNDS y se quedó con el proyecto. El primer anuncio de la obra corrió por cuenta de Cristina Kirchner, en agosto de 2008. El ex ministro de Transportes Florencio Randazzo se sacó numerosas fotos en las obras durante su gestión. En la actual gestión, Mauricio Macri cambió la forma de financiación de la obra, que ahora paga el Estado, y Calcaterra retomó el control del proyecto.
Odebrecht pagó sobornos por el soterramiento (¿recuerdan quién es socio?)
 
CORODOBA 21 Dic(CBa24).-Debe recordarse que en febrero 2016 se conoció que Odebrecht había aceptado que pagó US$ 80.000 en sobornos a funcionarios argentinos para conseguir la obra pública del soterramiento del ferrocarril Sarmiento, una obra que compartía con las empresas Iecsa, Comsa y Ghella: ¿tenían conocimiento estas empresas de los sobornos pagados? Hoy día al frente de la obra se encuentra Iecsa, que es una ex empresa Macri, presidida por Angelo Calcaterra, primo del Presidente de la Nación.Es hora de recordar un acontecimiento muy interesante que ocurrió en 2016.El soterramiento del ferrocarril Sarmiento es una obra anunciada por Néstor Kirchner hace 10 años y nuevamente por Cristina Kirchner en enero de 2008, pero que en 2016 Mauricio Macri le ha dado prioridad entre sus obras públicas.Néstor Kirchner prometió 36 meses de obra, pero recién en 2010, y luego de 4 anuncios, el Gobierno K comenzó a comprar una máquina 'tunelera' (cava túneles) de 12 metros de diámetro, que presentó pintada con los colores de los festejos del Bicentenario.Al momento de la adjudicación, la líder del consorcio era Iecsa, una firma de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Macri. Sin embargo, más tarde, el financiamiento original quedó a cargo del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes) y Odebrecht pasó a liderar la obra. En 2016, Iecsa ha recuperado el liderazgo de la obra.Según la licitación, el soterramiento del Sarmiento implica la eliminación de 52 pasos a nivel ubicados en los más de 35 kilómetros de extensión que tiene el ramal y contempla el traslado de las vías para colocarlas a 22 metros de profundidad, al igual que las estaciones.El presidente Macri volvió a lanzar el proyecto y anunció que destinará una inversión de US$ 3.000 millones.En Brasil el pago de coimas en la Argentina apareció en un expediente que investiga ciertos correos electrónicos salidos de la computadora de un ex ejecutivo de la empresa brasileña, Mauricio Kouri Ribeiro, hacia Manuel Vázquez, asesor y traficante de influencias junto al ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.En concreto: Vázquez le reclama a Mauricio Kouri Ribeiro la acreditación de un pago para terminar con la adjudicación de la licitación del soterramiento.Deberá recordarse que, en días más recientes, la Cámara Federal rechazó el pedido de Mauricio Couri Ribeiro, presidente de Odebrecht Argentina, para cerrar la causa penal en la que se investiga si desde Odebrecht se le pagaron sobornos a Ricardo Jaime y a Manuel Vázquez.

La Sala II de la Cámara rechazó el pedido de Couri Ribeiro.

La Policía de Brasil encontró un intercambio de mails de febrero de 2010 entre Couri Ribeiro y Vázquez, en el que aluden a una serie de "problemas" para cobrar US$ 80.000 que después se determinó fue el monto de una transferencia que hizo la off shore "Klienfeld Services Ltd.", fantasma de Odebrecht para los sobornos. El dinero terminó en la empresa Pribont Corporation S.A.Vázquez era el principal asesor de Jaime en la Secretaría de Transporte. Ambos están condenados por recibir dádivas y procesados por comprar trenes inservibles a España y Portugal: Jaime sigue preso en la cárcel de Ezeiza y Vázquez en prisión domiciliaria.El expediente de la XXIIIra. etapa de la “operación Lava-Jato”, que es parte del expediente judicial a cargo de juez federal Sérgio Moro, de la 13ª Vara Criminal Federal de la ciudad de Curitiba, Paraná (Brasil), fue presentado por el comisario Filipe Hille Pace al juez Moro, y dice: “Fue constatado que el grupo Odebrecht utilizaba cuentas de la firma offshore KLIENFELD SERVICES LTD para la realización de pagos de ventajas indebidas a funcionarios públicos de otros países, como en el caso detallado, en el que hubo un pago en favor de Ricardo Raúl Jaime”.Klienfeld fue una de las empresas fantasma usadas para pagarle en negro al publicista João Santana, jefe de campañas de Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff.“Estimado Mauricio, en el extracto de la cuenta no existe ese depósito (…). Si hay algún modo de reclamarle al banco la devolución, háganlo”, escribió Vázquez en uno de los emails, fechado el 10/02/2010.“Nuestra gente se comunicó con el banco, que confirma el depósito”, le había asegurado Ribeiro a Vázquez, aunque reconoció que hubo algún problema.Vázquez insistió, enojado: “Todo este proceso es vergonzoso”.Couri Ribeiro pidió ayuda a otro directivo de la empresa, Fernando Migliaccio, titular de la cuenta de email cuyo archivo el juez pidió a Microsoft.Migliaccio le respondió que se quedara tranquilo, que ya había hablado con el banco Antigua Overseas Bank, de Antigua y Barbuda.Couri Ribeiro fue uno de los firmantes, en representación de Odebrecht, de contratos de obras con el Ministerio de Planificación Federal argentino.

No hay comentarios.: