viernes, 16 de diciembre de 2016

Calcaterra

Calcaterra, el primo al que mejor le sienta el nuevo modelo

BUENOS AIRES 15 Dic(Adelanto 24).-Fue uno de los grandes beneficiados de la obra pública kirchnerista y ahora picó en punta en los proyectos que impulsa el macrismo. Cerró la compra de Interfinanzas y recibirá millones por el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Sus movimientos preocupan incluso al mismo Gobierno.Las suspicacias están a la orden del día y parecen ganar volumen cada vez que algún nombre vinculado al presidente Mauricio Macri queda a merced de la opinión pública. Ahora, la última novedad corrió por cuenta de Ángelo Calcaterra, uno de los primos del mandatario y gran protagonista de las siempre polémicas asignaciones de la obra pública.El empresario en cuestión logró cerrar la compra de Interfinanzas tras imponerse en duelo cerrado con Eduardo Eurnekian y Eduardo Elsztain, dos “pesos pesados” que participaron de la compulsa hasta el último minuto.La operación se pactó en U$S 15 millones, pero lo particular radica en que si bien el pedido de adquisición fue elevado durante la última etapa del kirchnerismo, la luz verde para Calcaterra recién llegó con Macri en el gobierno.Este tipo de movimientos es el que despierta los mayores recelos entre quienes siguen con ojo crítico el día a día del Presidente. “Aunque dice que hizo más negocios con el ‘cristinismo’ que con Macri en la Presidencia, lo real es que a Ángelo le está yendo mucho mejor este año con las licitaciones que en épocas anteriores. Mauricio no quiere entender que cuando más aparezca el primo peor le hace a Cambiemos en términos de imagen”, contó a Adelanto 24 un asesor de presencia permanente en Casa Rosada.Que el cambio de modelo le sienta bien a Calcaterra es algo que ya no se discute entre las filas del oficialismo. Tampoco que Cambiemos ha tomado decisiones que, claramente, benefician al primo del primer mandatario.Un ejemplo: a fines de junio, el decreto 797/2016 emitido para reactivar la obra pública habilitó un pago al empresario por hasta $ 45.000 millones para que empiece las obras del soterramiento del ferrocarril Sarmiento.Mucho antes, a principios de año, el gobierno nacional apadrinó junto a la gobernación de Córdoba la concesión para el desarrollo de un gasoducto por $ 9.000 millones a un acotado grupo de tres empresas entre las que figura IECSA, la nave insignia del conglomerado de compañías que pertenecen al empresario.Precisamente IECSA ganó visibilidad en mayo pasado cuando Calcaterra anunció la decisión de desprenderse de una de las constructoras más poderosas de la Argentina. Si bien el primo de Macri mantuvo conversaciones con capitales de origen chino y estadounidense, lo cierto es que 2016 concluye sin que haya ningún tipo de traspaso a la vista.Muy por el contrario, la empresa en cuestión este año duplicó su participación en licitaciones de obra pública comparado con su accionar durante los tiempos del kirchnerismo. Vale recordar que, en agosto de 2015, Julio de Vido, por entonces Ministro de Planificación, dio a conocer un listado de contratistas del Estado en el que Calcaterra apareció en el tercer lugar entre los más favorecidos con obras.En la actualidad, y según un balance presentado por IECSA a mediados de este año, el pariente cercano de Mauricio Macri participa en los siguientes proyectos:

    Construcción de la ruta 64 entre Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero.
    Obra de la autopista Rosario-Córdoba.
    Construcción y equipamiento del Hospital El Cruce de Florencio Varela.
    Construcción de las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier López, en Santa Fe y provincia de Buenos Aires.
    Construcción de 43 escuelas en Córdoba.
    Renovación total de las vías del ferrocarril Belgrano en Santa Fe.
    Renovación de vías de la línea Sarmiento en el tramo Once-Castelar.
    Soterramiento del ferrocarril Sarmiento.
    Gasoducto troncal de Córdoba.
    Construcción y provisión de materiales para la red de gas en las zonas Norte y Este de Córdoba.
    Equipamiento y mantenimiento del hospital de niños Pedro Elizalde, en Capital.
    Construcción del colector Margen Izquierdo Riachuelo en Capital y gran Buenos Aires.
    Ampliación de la planta depuradora de El Jagüel, en Esteban Echeverría.
    Construcción de la terminal de cargas y centro de fronteras en Paso de los Libres, Corrientes.
    Estación de bombeo de Berazategui, en la provincia de Buenos Aires.

Más allá de estas acciones, sobre IECSA pesan una serie de cuestionamientos judiciales por presunta evasión de aportes previsionales. La empresa habría incurrido en este modo delictivo entre 2015 y 2016 por una suma cercana a los $ 12 millones. La investigación respecto de esta irregularidad todavía continúa por resolverse.Otra de las compañías de Calcaterra que pisa fuerte en la obra pública es Creaurban, que está a un paso de quedarse con la restauración del Monumento a la Bandera, en la ciudad santafesina de Rosario, en un proyecto por 134 millones de pesos.“Es un empresario versátil que supo mantenerse en sintonía con el kirchnerismo más allá de su parentesco con Macri. Cualquiera podría pensar que eso le costó oportunidades de negocios, pero en la práctica ocurrió todo lo contrario. El inconveniente que tiene ahora es el tamaño de sus compañías y que, en muchos casos, son las únicas con experiencia para hacer los proyectos que planea Cambiemos”, indicó a Adelanto 24 una fuente vinculada a la Cámara Argentina de la Construcción (CAC).Por lo pronto, y con la adquisición de Intefinanzas, Calcaterra volvió a mostrar que no está dispuesto a perder protagonismo en la escena de negocios local más allá de que cualquiera de sus maniobras resulte sospechada por su cercanía con el Presidente.“Sabe que lo que haga afecta la imagen de Macri, pero apuesta a las asociaciones con terceros como para no quedar expuesto. Lo que es claro es que será el gran protagonista de las mayores propuestas de obra pública que impulse el Gobierno”, reconoció la fuente de la Cámara Argentina de la Construcción.Hijo de Pía, una de las hermanas de Franco Macri, y todavía sin cumplir los 60 años, Ángelo Calcaterra adquirió IECSA de su tío en 2007. A diferencia de Nicolás Caputo, amigo predilecto de Mauricio Macri, el empresario no proviene del colegio Cardenal Newman, verdadero semillero de funcionarios e inversionistas vinculados al PRO.Su holding, además de las mencionadas IECSA y Creaurban, incluye firmas como Fidus, Geometales y la concesionaria Cincovial. Su nivel de facturación supera con comodidad los U$S 400 millones anuales, sobre todo por efecto de la participación como contratista del Estado, mientras que el conglomerado que lidera suma unos 3.000 empleados.Por supuesto que la cifra de ganancias quedará corta en cuanto Cambiemos reactive el grueso de los proyectos públicos que este año quedaron en pausa por efecto de la recesión económica. Además de la Argentina, las empresas del primo del primer mandatario llevan adelante obras en República Dominicana, Paraguay, Brasil, Chile y Colombia, entre otros países.En definitiva, un jugador con la cintura suficiente como para generar millones tanto dentro como fronteras afuera. Igualmente, no todas son rosas para el empresario. La envergadura de los movimientos de Calcaterra es algo que, reconocen incluso entre las filas de Cambiemos, genera preocupación en virtud de los favoritismos que con tanto énfasis el Gobierno ha denunciado respecto del kirchnerismo. 

No hay comentarios.: