sábado, 5 de noviembre de 2016

Electrificacion del Roca

La llegada de los trenes eléctricos, entre dudas y obras “en suspenso”

LA PLATA 5 Nov(El Dia).-Las tareas en la zona norte generaron expectativa pero no hay certezas sobre si llegan con los plazos.Por estos días se ven trabajos en zonas de City Bell y Gonnet en el marco de la electrificación del ramal Roca, pero en rigor hay pocas certezas sobre los plazos y obras que no arrancan.Con la realidad pisándole los talones a las promesas de las autoridades nacionales del área de Transporte, la llegada del tren eléctrico a nuestra región -anunciada para diciembre- sigue generando más dudas que certezas. En los últimos días, el desembarco de cuadrillas y maquinaria entre las estaciones de Gonnet y City Bell renovó las expectativas, pero el avance de los trabajos es lento y el pasto sigue creciendo entre los durmientes y el balasto del ramal.Hace dos meses, un año después de que las viejas locomotoras diesel de la línea Roca hicieron sus últimos viajes por el ramal que conecta La Plata con Plaza Constitución, el ministro Guillermo Dietrich adelantó que antes de que finalizara 2016 los convoyes eléctricos recién estarían llegando a City Bell, que por otra parte es la única estación platense apta para recibirlos. Ayer, en la cartera nacional ratificaron esas estimaciones.A la cabecera de 1 y 44, los trenes no arribarían hasta una fecha aún no precisada de 2017; sin embargo, el titular de Transporte adelantó que las obras en el ramal estarían culminadas el año próximo. Entre otras cosas, restan instalar pórticos y catenarias, adecuar ocho estaciones -incluyendo la elevación de andenes- a lo largo de 29 kilómetros, y remodelar los talleres de Tolosa.“Por lo que se puede ver en las vías y las estaciones, los trabajos vienen muy demorados”, evalúa Norberto Rosendo, de la Comisión Nacional Salvemos al Tren: “a este ritmo, con suerte se llegará a La Plata a fines del año que viene y puede que se habiliten servicios hasta Villa Elisa o City Bell entre diciembre y marzo”.El experto ferroviario señala que “hay muy poca gente trabajando en la zona; con una cuadrilla de diez personas que tienen que hacer varias cosas a la vez no se puede avanzar demasiado”.Rosendo pone la lupa además sobre el problema estructural que, en su opinión, representa la modalidad de abastecimiento eléctrico escogida: “hoy por hoy, sólo existe una subestación en Temperley para alimentar todo el sistema; cuando se incorpore el tramo a La Plata, la situación se va a volver muy inestable. Inexorablemente, más temprano que tarde, van a tener que construir otra subestación para la vía Quilmes”.A fines de 2015, la promesa de la anterior administración nacional era que las modernas formaciones de origen chino comenzarían a correr en apenas noventa días. Pero ese plazo venció sin novedades; pasaron los comicios, el gobierno cambió de signo, y los cronogramas fueron reprogramados.

OBRAS EN SUSPENSO

Entre las obras que debieron haber empezado pero están en veremos, se cuenta la monumental reformulación de los históricos talleres de Tolosa, adjudicada hace un mes con un presupuesto de 970 millones de pesos a las firmas Eleprint, Esuco y Supercemento.El Taller de Alistamiento y Depósito Tolosa será donde se ejecuten el mantenimiento mecánico y eléctrico, el lavado y acondicionamiento, y donde se estacionen todos los coches que sirvan al ramal entre La Plata y Constitución.De los emblemáticos muros a los que Otto Krause les puso su sello a fines del siglo XIX, quedará sólo parte de las fachadas; se ampliarán las parrillas de rieles, y se montará un centro técnico y administrativo que será operado por más de un centenar de trabajadores.La puesta en valor y adecuación de las estaciones Tolosa, Ringuelet, Gonnet y Villa Elisa, una vez que se inicien las obras, tendrá seis meses de plazo. La remodelación de la estación La Plata incluirá, según se especificó, la renovación de cubiertas, solados, cerramientos y aberturas. También la pintura integral, accesibilidad, señalética y cartelería, mobiliario urbano, iluminación y cercos perimetrales.Los trenes eléctricos llegaron a la estación Quilmes el 13 de febrero de este año. Cuatro meses después, arribaron a Berazategui. Cuando completen el viaje hasta nuestra ciudad, lo harán en 55 minutos y con una salida cada 12 minutos en promedio.Las nuevas formaciones, importadas de China, son “cero kilómetro”, y se ensamblan con un promedio de seis vagones, lo que les otorga capacidad para transportar alrededor de dos mil personas.También tienen frenos de tipo ABS, frenos automáticos para caso de emergencias, equipos de climatización por aire acondicionado, iluminación por lámparas LED, sistemas de información visuales y auditivos, entre otras funcionalidades.

29

Son los kilómetros del ramal vía Quilmes perteneciente a la línea ferroviaria Roca que restan habilitar para que los trenes eléctricos lleguen a la Ciudad.
 

No hay comentarios.: