jueves, 22 de septiembre de 2016

Trabajadores Ferroviarios

Macri quiere jubilar a 10 mil trabajadores ferroviarios

CONCORDIA Entre Rios 22 Sept(Concordia Directo).-La actual oferta de retiros voluntarios a los ferroviarios de 60 años o más que realizó la actual administración macrista, hace recordar a los trabajadores más antiguos el proceso que inició la ex Ferrocarriles Metropolitanos Sociedad Anónima (Femesa), antes de la privatización de los ’90.Así, la brutal reducción de puestos de trabajo en la administración pública nacional que el macrismo produjo con los despidos masivos desde su asunción, se extiende a las empresas que tiene bajo su órbita el Estado.Con este recurso, el gobierno pretende desprenderse de más de 10 mil trabajadores antes de mediados del próximo año: 2 mil sólo en Sofse Línea Roca; 500 en el Belgrano Norte y otro tanto en el Sarmiento, el Mitre, el Urquiza, el Belgrano Sur, el San Martín y las demás líneas.

La oferta del retiro anticipado ofrece la continuidad del pago del 80 por ciento del salario y de 4 a 8 meses de sueldo como incentivo, pero está lleno de zonas oscuras. El sueldo ya no lo pagaría la Administradora de Recursos Humanos Ferroviarios sino el Anses. No se sabe con qué ingreso se llegaría a la jubilación futura y a nadie se le quiere mostrar el convenio que debería suscribir. Por esa razón son pocos los trabajadores que resultan atraídos con la oferta.En el caso de Femesa, después de la primera siguió una segunda oferta, después otra y, finalmente, el despido compulsivo para llegar al objetivo de reducción planificado.En Ferrobaires, se están realizando despidos de trabajadores efectivos en Plaza Constitución y en los talleres de Remedios de Escalada. Muchos compañeros han quedado en la calle en todos los ferrocarriles por los disposiciones que impuso el ex ministro K, Florencio Randazzo, por las cuales se interpreta a las enfermedades laborales y a las adicciones como faltas disciplinarias justificadoras del despido.
El ajuste abarca también el cierre de los tramos que alcanzan a más de cien pueblos que se han quedado sin servicio ferroviario desde la asunción del actual presidente. Es el caso de los ramales que van a Tandil, 25 de Mayo, Chascomús, Bragado, Junín y Alberdi, a Bahía Blanca vía Pringles y a La Pampa.El gobierno pretende municipalizar el Tren del Valle, que une Cipolletti y la capital neuquina –e iba a extenderse a Plottier y General Roca–, pero las arcas municipales no están en condiciones de asumirlo. También se pretende provincializar los trenes que circulan por Chaco, que en 2010 habían pasado al Estado nacional.En el plan original del macrismo está incluido el cierre liso y llano del Tren de la Costa con sus 150 trabajadores.Con las actuales conducciones gremiales ferroviarias es imposible enfrentar este ajuste. Si La Fraternidad sólo atina a firmar petitorios y agitar una banderita y la Unión Ferroviaria yace muda es porque ambos gremios fueron cómplices del vaciamiento y se han integrado a la actual gestión.El frente único del activismo que hemos constituido en el Belgrano Norte es el camino a seguir para echar a la burocracia y recuperar nuestros sindicatos para la lucha. Vamos a poner todas nuestras energías en esta tarea.
 

No hay comentarios.: