jueves, 29 de septiembre de 2016

Todas las noticias de la jornada

En tres años todos los trenes del área metropolitana tendrán frenado automático

BUENOS AIRES /japon 29 Sept(Telam).-En 2019 culminará el proceso de instalación del sistema de frenado automático de trenes de todas las líneas ferroviarias del Área Metropolitana Buenos Aires.El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, ratificó junto a las autoridades de la empresa japonesa Nippon Signal que en 2019 culminará el proceso de instalación del sistema de frenado automático de trenes de todas las líneas ferroviarias del Área Metropolitana Buenos Aires, al visitar en cercanías de Tokio las instalaciones donde se están fabricando los componentes de la nueva tecnología adquirida.Como parte de su visita iniciada el lunes a China y Japón, Dietrich recorrió este jueves la planta de frenos automáticos en la ciudad japonesa de Utsunomiya, y realizó junto a las autoridades de la compañía una recorrida por las instalaciones donde se fabrica la tecnología conocida como Automatic Train Stop (ATS), que fue adquirida por el Gobierno nacional para instalar en todas las líneas metropolitanas.El contrato de provisión de todos los nuevos equipos que se instalarán en el sistema ferroviario regional se cerró en agosto por un monto de 63 millones de dólares y beneficiará a los 300 millones de pasajeros que viajan por año, para que puedan hacerlo en forma más segura.La recorrida por la fábrica se desarrolló durante el primer día de la visita oficial del Dietrich a Japón, donde además participará de un seminario y de reuniones con diferentes empresas japonesas y organismos de crédito para fomentar las inversiones en obras de infraestructura del país y generar cooperaciones, como el contrato de provisión del sistema de frenado automático de trenes.
"Este equipamiento es fundamental para nuestro sistema ferroviario, donde todavía tenemos mucho que hacer para mejorarlo".

Con esta incorporación vamos a transformar la seguridad y la confiabilidad de nuestros trenes, como resultado de una decisión fundamental que tomamos en los primeros días de la gestión: priorizar la seguridad de todos los pasajeros", dijo el ministro Dietrich durante la recorrida por la planta, ubicada a unos 100 kilómetros de Tokio.Esta visita se realizó después de la firma de un contrato en agosto por 63 millones de dólares con la empresa Marubeni para adquirir la provisión del equipamiento, de tecnología Nippon Signal, que además de los equipos aportará por la misma inversión la modernización de todo el sistema de señalamiento, y las adecuaciones y obras necesarias para incorporar la nueva tecnología.El frenado automático de trenes se irá instalando progresivamente en las líneas Urquiza, San Martín, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Sarmiento para 2018 y, en 2019 en las líneas Mitre y Tren de la Costa, más los ramales pendientes de la línea Roca.Hoy el sistema existe únicamente en la Línea Roca en los ramales Constitución-Temperley, Temperley-Ezeiza y Temperley-Alejandro Korn, que representan sólo el 10% de toda la red, lo que permitió dejar atrás la anterior tecnología de frenado automático de trenes que fue instalada en la década del 80.La planta de Nippon Signal en Utsunomiya -ciudad ubicada a 100 kilómetros de Tokio- da trabajo a alrededor de 500 personas y, además de equipos de frenos automáticos, fabrica molinetes para trenes y subtes, máquinas expendedoras de billetes y puertas para el paso de pasajeros, como las que se encuentran en los aeropuertos, entre otros equipamientos de comunicación y señalamiento.El nuevo sistema ATS adquirido por la cartera de Transporte se compone de tres dispositivos: una señal o "semáforo", una bobina conectada al lado de la vía, y una antena en la cabina del tren. Al pasar el tren, la bobina o aparato que está en la vía detecta si va a una velocidad mayor que la permitida o no se detiene cuando es debido, y el freno se activa automáticamente.Tras el recorrido por la planta, Dietrich participó de distintos encuentros con empresarios e inversores en la sede de Jetro (Japan External Trade Organization, Organización Japonesa de Comercio Exterior) y la Embajada Argentina en aquel país asiático.Uno de los encuentros fue el seminario "Desarrollo de la infraestructura de Transporte y Oportunidades de Inversión en la Argentina", que convocó a más de 100 empresarios e inversores interesados en conocer las propuestas de infraestructura de transporte en la Argentina.Participaron de estas actividades el CEO de Jetro, Hiroyuki Ishige, quien recordó la historia de cooperación entre Argentina y Japón desde principios del siglo XX, cuando técnicos japoneses se inspiraron en las tecnologías del subte de Buenos Aires para construir, en 1927, la primera estación del metro de Tokio.También participó del seminario el director del Departamento de Industria del mismo organismo, Kimihiko Inaga, quien resaltó que los próximos serán "tres años de oro" para la relación entre ambos países.El modelo de crecimiento de Japón nos genera admiración y el aprendizaje de no dejar perder las oportunidades, respetando siempre los propios valores y yendo paso a paso hasta lograr los objetivos. Con estadísticas claras por primera vez en muchos años, licitaciones públicas y de igual acceso para todos a través de la web, transparencia y corrupción cero, iremos logrando generar la confianza para que cada vez más empresas de todo el mundo, y entre ellas las japonesas, quieran venir a invertir a nuestro país", dijo Dietrich, en ese contexto.Dietrich comenzó el lunes en China su recorrido asiático como parte de la convocatoria que el Gobierno nacional realiza a los inversores internacionales para llevar adelante la renovación de la red de transportes de todo el país, en los sectores vial, ferroviaria, portuario y aeroportuario, y que demandará en los próximos años obras por unos 30 mil millones de dólares.

Ferrocarriles: ¿para cuándo el federalismo?

 
MENDOZA 29 Sept(Los andes).-El Gobierno nacional ha anunciado una megaobra para el mejoramiento de una red ferroviaria, estaciones y material rodante que beneficiará a la Capital Federal y el conurbano bonaerense. Mientras tanto Mendoza, como muchas otras provincias, sigue pagando costos altísimos por el transporte por carretera debido a carecer de una necesaria red ferroviaria.El anuncio de una inversión faraónica para modernizar la red ferroviaria en la Capital Federal y el conurbano bonaerense y la carencia de información sobre posibles inversiones en una gran parte del interior del país no hace más que ratificar que las autoridades nacionales siguen privilegiando las zonas donde están los votos, en detrimento de la construcción de un país grande que favorezca a todos los argentinos. Es el momento oportuno para que los gobernadores de provincias y los legisladores nacionales de las diferentes regiones planteen la construcción de un país más federal, en el que todos tengan las mismas oportunidades y los mismos beneficios.Los privilegios para la gran urbe no son nuevos. Después de la tragedia de Once, que caló hondo porque sacó a la luz la corrupción existente en el manejo del sistema ferroviario, el gobierno de CFK comenzó una serie de anuncios e inauguraciones en los trenes porteños, trabajando con el doble objetivo de captar votos y derivarlos hacia la figura de Florencio Randazzo, el superministro preferido para la candidatura a jefe del Estado. Mientras los porteños gozaban de trenes con aire acondicionado y un irrisorio costo de pasaje, Mendoza recibía como “beneficios” rimbombantes la salida del denominado Tren del Vino, que iría de Palmira hasta el puerto de Buenos Aires. Se hizo un acto público, transmitido por cadena nacional, pero después de la primera experiencia ningún bodeguero local utilizó el tren: mucha demora para llegar a destino y gran parte de la carga rota por el mal estado de las vías. Otro tanto pasó con el tren que uniría a Mendoza con el Mercado Central de Buenos Aires. En este caso el “elegido” para el acto de inauguración fue Axel Kicillof. Conclusión: fue sólo un tren con cuatro (sí, 4) vagones los que fueron cargados con mercaderías; después, nada más.Tomado a la distancia, cabe preguntarse si eran sanas y reales las intenciones de los funcionarios o si nos estaban vendiendo, una vez más, espejitos de colores.Todo lleva a pensar que no pueden esperarse grandes cambios en un futuro mediato porque, a excepción del denominado programa Belgrano, que favorecerá al sistema de transportes del Nor-este y Nor-oeste del país, el gran anuncio de una megaobra está destinado a la Capital Federal y el conurbano bonaerense. Se trata de la recuperación ferroviaria más importante de la historia del país, que demandará una inversión de más de 14 mil millones de dólares y que beneficiará a 1,2 millón de personas. Las mejoras implican la renovación de 274 kilómetros de vías, la remodelación de 168 estaciones, la construcción de tres nuevos viaductos y 63 pasos a nivel y el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, entre Caballito y Castelar, además de la renovación de la flota de las líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Urquiza. A todos esos aspectos debe sumarse la modernización de las grandes estaciones cabecera, como Retiro, Constitución y Once.Mendoza, como otras provincias que no han sido tomadas en cuenta en lo que a anuncios importantes se refiere, debe hacerse escuchar. No se puede aceptar que, por la carencia de trenes, los productos locales deban abonar un costo para el transporte por carreteras hasta el puerto de Buenos Aires que es superior al que se debe pagar entre Buenos Aires y el puerto de Hamburgo. Más aún cuando el principal problema que planteaba la red ferroviaria, que era la laguna La Picasa, ya ha sido solucionado. Habrá que insistir en el tema con la seriedad y la urgencia del caso porque el transporte constituye un ítem importante en la caída de la competitividad de los productos mendocinos en los mercados externos.
Polémica por mascotas en el subte: demoledor resultado de la encuesta
 
CAPITAL FEDERAL 29 Sept(Clarin).-En el sondeo de Clarín ya participaron más de 23.000 personas y gana el "si" por amplio margen. También en la encuesta oficial del Gobierno porteño. En las redes, sigue la dura pelea a favor y en contra.La medida ya se implementa en otras capitales del mundo.Los lectores de Clarín ya se expidieron: la gran mayoría está de acuerdo con que se permita viajar con mascotas en el subte. En una encuesta lanzada el martes por este medio hasta esta mañana ya votaron más de 23.000 personas, el 74% de las cuales acepta la posibilidad de compartir las formaciones con animales. Sin embargo, este grupo se enfrenta con otro, que dice que es una locura y argumenta desde factores de higiene hasta posibles malos olores. Y ambos grupos polemizan entre sí como perros y gatos en las redes sociales.Los resultados de la encuesta de Clarín están en línea con los de la compulsa lanzada por el Programa de Participación Ciudadana del Gobierno de la Ciudad. En este último caso, votaron más de 30.000 personas y el 62% le dijo sí a las mascotas en el subte.

Dietrich acordó con gigante ferroviario chino instalar taller en el país

BUENOS AIRES 29 Sept(El Cronista).-El ministros de Transporte, Guillermo Dietrich, sigue de gira por China en busca de capitales para financiar el ambicioso plan de infraestructura y transporte y ahora anunció que el gigante asiático China Railway Rolling Stock Company (CRRC) y el Estado nacional cerraron un acuerdo para que el fabricante ferroviario más grande del mundo instale un taller modelo de reparación y fabricación de material rodante en la Argentina.Mediante un comunicado, la cartera anunció que la empresa manifestó su decisión de instalarse en el país para "avanzar en un acuerdo estratégico de colaboración". Y agregó que la puesta en marcha de un taller modelo de material rodante "permitiría suplir la demanda argentina y eventualmente, exportar a la región".En su edición del pasado 9 de septiembre, El Cronista adelantó que la empresa china le había entregado a Ezequiel Lemos, presidente de Belgrano Cargas y logística S.A. del Ministerio de Transporte, la primera de dos locomotoras esta es de trocha angosta y la otra de trocha ancha que se espera que en 30 días pisen suelo argentino.Esto es consecuencia de que la compra de las máquinas formaban parte del crédito de u$s 2400 millones que había firmado el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en 2013. Este acuerdo suscripto por la administración kirchnerista también incluía la provisión de 107 locomotoras repartidas en 10 de trocha media, 30 de trocha métrica y 67 de trocha ancha; la compra de 3500 vagones de carga que, según el sitio enelsubte.com, una parte llegó al país en los últimos meses de la gestión de Florencio Randazzo y ya están siendo utilizados.Además, el contrato también establecía que el gigante asiático debía establecer un centro regional en América del Sur y tendrá su sede en Argentina, que particularmente realizará transferencia tecnológica y mantenimiento.El acuerdo que acaba de cerrar Dietrich fue explicitado cuando presentó el plan de los trenes de cercanía por u$s 14.000 millones. En ese momento, el ministro hizo un racconto del estado de situación del sistema y dijo que "se compraron coches chinos con nueva tecnología sin prever la necesidad de mantenimiento, así que nos encontramos que faltan talleres y depósitos".En ese plan, la estimación para el sector de talleres implica una inversión de u$s 193 millones. El plan que está previsto que se termine en 2023 establece la renovación del 100% de la flota, lo que significarían 2.798 coches totalmente nuevos y funcionando. En ese momento, Dietrich explicó que este recambio de material rodante "se incluye el mantenimiento e instalación de talleres en el país con mano de obra local". 



Free Image Hosting at www.ImageShack.us

No hay comentarios.: