miércoles, 7 de septiembre de 2016

Meridiano V - La Plata

Meridiano V: un teatro con historia

LA PLATA 7 Sept(Diario Hoy).-Los vecinos se reúnen a revivir las memorias del barrio mediante la dramaturgia .En septiembre de 2003, en épocas en las que el lugar era pura desolación, habitantes de la zona de 17 y 71 tomaron las instalaciones del Ferrocarril Provincial para contar, de manera creativa, lo que alguna vez supo ser ese espacio. Para reconocer los daños que ocasionó el cese del paso del tren y recuperar la memoria, crearon “Los Okupas del Andén”, un grupo de teatro comunitario en el que participan más de 30 personas de todas las edades. Defendiendo principios como la participación y la utilización del espacio público, este grupo logró convencer a otros vecinos de que este proyecto valía la pena para ser protagonizado en primera persona. “En algún momento llegamos a ser 60 personas. La idea es que la gente se sume  y que encuentre en el espacio algo que le genere placer. No necesariamente tiene que actuar,  puede engancharse trabajando en vestuario, maquillaje o producción. Cada uno tiene que encontrar un lugar que le resulte cómodo”, dijo Belén Trionfetti, una de las directoras del proyecto.Partiendo de la idea de que el arte es un agente de transformación social, y con la convicción de que toda persona es esencialmente creativa, esta iniciativa, que surgió a partir del boca en boca, tuvo una instancia previa fundamental, unas jornadas que se denominaron “Mates con historia”, en las que invitaron a vecinos de antaño para que cuenten los principales acontecimientos del barrio en momentos en los que el tren funcionaba. “Con el material recolectado, comenzamos a trabajar la dramaturgia colectiva para empezar a pensar las obras de teatro. El primer espectáculo se llamó Historias anchas en trocha angosta y narra toda la historia del Ferrocarril Provincial”, agregó Trionfetti.A esta altura, además de haber presentado tres obras y de estar trabajando en la cuarta, este grupo devino en una gran familia. Allí no solo nacieron hijos, se formaron parejas, sino también nietos y abuelos comparten el espacio. “Llega un integrante de una familia y luego, a partir de una especie de contagio, se suman otros parientes”, explicó la directora teatral de este espacio, que es 100% autogestivo. “Actuamos a la gorra, hacemos rifas anuales y mesas de dulce”, agregó.“Los Okupas del Andén” sueñan con que alguna vez el tren vuelva a pasar por 17 y 71, aunque son conscientes de que eso es difícil. De hecho, en algún momento pensaron en hacer una obra en la que los habitantes de un pueblo fantasma esperaban la llegada del ferrocarril. “En el predio ferroviario por donde pasan las vías hay viviendas, clubes de fútbol, no parece muy sencillo su retorno”, concluyó.
 

No hay comentarios.: